portavozdigital

Vecinos exigirán se detenga construcción de Jardines de la Montaña | 09/12/2008

* Los daños ecológicos son muy altos para la ciudad y se necesita recuperar lo que queda del bosque de La Calera

* De lo contrario, no se dejará nada del área forestal debido a la infraestructura urbana que se requerirá para los habitantes de la zona

Tania Damián Jiménez

 

Vecinos de la Calera y organizaciones de ecologistas exigirán que ya no se construya el conjunto habitacional Jardines de la Montaña y lo que le falta edificar a ARA en la zona debido a que de las 370 hectáreas de bosque, ubicado al suroriente de la ciudad, sólo quedan menos de 170 porque las empresas SARE, ARA y El Pedregal construyeron vivienda en las otras 200, con la tala de más de 10 mil encinos endémicos.

Así lo dieron a conocer Peter Moore y Jorge Sosa Pérez, quienes solicitaron que se restituya el uso de suelo de reserva ecológica en la zona que aún queda sin construir y se les exija a las empresas que talaron reforesten con árboles de tres metros de altura y garanticen su vida hasta la etapa adulta debido a los estragos ecológicos que ocasionará la edificación de más viviendas.

Y es que hay que recordar que es la última reserva de encinos más grande del estado y centro del país, por lo que regula el clima y los vientos de la zona urbana de la capital del estado; así como la roca caliza que conforma el subsuelo de esta zona, por su función filtradora, juega un rol importante en el abastecimiento de los mantos acuíferos.

No obstante, de seguir con el ritmo de construcción por parte de las inmobiliarias de los últimos seis años, el bosque se habrá terminado y la zona boscosa de La Calera está condenada a sufrir el mismo destino de la reserva territorial Atlixcáyotl–Quetzalcóatl, por lo que se convertirá en un lugar densamente poblado, con estragos ambientales para los habitantes de la ciudad.

Por ello, exigieron que se detenga la construcción del fraccionamiento Jardines de la Montaña de Alteq y lo que aún no se ha edificado de las otras empresas, se restituya su uso de suelo a reserva ecológica y el ayuntamiento indemnice a los propietarios; así como se castigue a las empresas por los más de 10 mil árboles talados sin contar con los permisos, ya que violaron el artículo 198, fracciones I y V, del Código de Defensa Social y de Procedimientos en Materia de Defensa Social del estado de Puebla porque la tala fue mayor a tres metros de rollo cúbico y por realizar obras de construcción sin contar con las resoluciones de impacto ambiental.

También, solicitaron que se sancione a los funcionarios municipales, estatales y federales que encubrieron los hechos delictivos de las empresas como Luis Paredes Moctezuma, Enrique Doger Guerrero, ex presidentes municipales, Juan Carlos Fernández Jasso, de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales estatal (SMRN) y Pedro Rubén Rodríguez Torres de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Exigieron que las actuales autoridades municipales, estatales y federales denuncien a la Procuraduría General de la República (PGR) y a la Profepa los actos delictivos cometidos por las constructoras al talar árboles, cometer incendios y construir sin contar con los estudios de impacto ambiental; ya que de lo contrario serán cómplices del ecocidio.

“Son 14 mil viviendas las que se pretenden construir en total, lo cual sólo acabará con el bosque porque se necesitará infraestructura urbana, educativa y comercial y se afectará el hábitat original con consecuencias muy negativas para los habitantes del suro ciudad”, dijo Sosa Pérez.

Indicaron que de acabarse esta última reserva ecológica, como se pretende, la temperatura de la ciudad de Puebla aumentará, ya que el bosque de La Calera la regula, y escaseará el agua debido a que la zona es de las principales donde hay captación de la lluvia; así como por la erosión, se provocarán fuertes caídas fluviales en las colonias como La Calera, La Margarita, Hacienda, Villa Satélite y San Miguel, entre otras.

Concluyeron que es necesario tener en la ciudad de Puebla un tipo bosque de Chapultepec, que en el Distrito Federal mide 689 hectáreas, por lo que por lo menos es urgente conservar las 170 hectáreas que aún no se construyen y obligar a las empresas que talaron y violaron las normas ambientales que den cierta cantidad económica mensual para que consejos ciudadanos lo utilicen en la reforestación y conservación de la zona.

Parte del bosque de La Calera en donde SARE construyó 3 mil viviendas.

Parte del bosque de La Calera en donde SARE construyó 3 mil viviendas.

Anuncios

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: